VITILIGO

El vitiligo es una enfermedad de la piel de carácter autoinmune, en la que los melanocitos (las células responsables de la pigmentación de la piel) son destruidos por el sistema inmunológico, dejando así de producir melanina y, por tanto, dando lugar a zonas de la piel con pérdida de pigmento.

El vitiligo puede aparecer a cualquier edad, si bien en la mayor parte de las personas con esta predisposición genética, se da antes de los 20 años. Esta enfermedad se manifiesta por la aparición de lesiones blancas que resultan de la ausencia del pigmento en la piel. Estas lesiones resultantes del citado proceso, tienen un tamaño variable y su evolución y localización en las distintas partes del cuerpo no es previsible, si bien en el tipo de vitiligo que más predomina, el vitiligo simétrico, las lesiones tienden a aparecer a ambos lados del cuerpo en zonas similares. La textura de la piel no cambia. El vitiligo no es contagioso, y sus consecuencias son fundamentalmente de carácter estético, y por tanto psicosocial.

La prevalencia de esta afección está entre el 0,5 y el 3 % de la población. No hay diferencias por sexo o etnia. En el 40 % de los casos, el vitíligo es hereditario, si bien lo que se hereda es la predisposición genética, no la propia enfermedad. Para que ésta se desarrolle tiene que concurrir, junto con la predisposición genética, un factor desencadenante (estrés, cambio hormonal, quemadura en la piel, herida).

  •  HISTORIA DEL TÉRMINO

El término latino vitiligo (con acentuación grave) fue aparentemente acuñado por el enciclopedista romano Celsus en su libro de medicina escrito en el siglo I d. C.

Existen dos hipótesis sobre el origen de la palabra vitiligo:

  • vitium:‘vicio, defecto’
  • vitelius:‘cordero’, que alude al color blanco característico de los mismos.

Hacia finales del siglo XIX, el dermatólogo húngaro Moritz Kaposi (1837-1902) definió el vitiligo como una distrofia pigmentaria.

  • ETILOGÍA

La aparición de Vitiligo se debe a la concurrencia de una predisposición genética (heredada o de novo) y una reacción del sistema inmunitario ante un factor desencadenante. Esta reacción es el proceso mediante el cual, el sistema inmunitario del paciente produce anticuerpos que destruyen los melanocitos, como consecuencia de una reacción desencadenada por factores como los distintos tipos de estrés, cambios hormonales, quemaduras o heridas, entre otros.

  • CLÍNICA

Se caracteriza por la aparición de zonas de despigmentación en forma de máculas de crecimiento progresivo, de bordes nítidos y color blanco. En casos con componente inflamatorio aparece el borde inflamado, pruriginoso, enrojecido y sobre elevado. Pueden aparecer también cambios en anejos cutáneos (encanecimiento del pelo, alopecia areata, etc.).

  • TIPOS DE VITILIGO
  • VITILIGO SIMÉTRICO

Según la última mención realizada al respecto por Vitiligo European Task Force (VETF), la asociación de especialistas europeos de Vitiligo, dentro del Vitiligo general o universal, el Vitiligo simétrico es el más predominante, caracterizado por la aparición de lesiones despigmantadas a ambos lados del cuerpo en zonas similares. Las zonas más comúnmente afectadas son: cara (Vitiligo acrofacial), dedos, pubis, axilas, rodillas y/o caderas, si bien pueden aparecer lesiones en cualquier parte del cuerpo. El motivo por el cual existe una tendencia mayoritaria a la aparición de lesiones en determinadas zonas, se debe a la existencia de estrés mecánico (articulaciones) o bien a la existencia de zonas limítrofes entre dos tipos de piel (apertura de la nariz, borde de labios, región anal, párpados, orejas).

  • VITILIGO SEGMENTARIO

Este tipo de Vitiligo, menos frecuente, se caracteriza por la aparición de zonas despigmentadas en un solo lado del cuerpo, y tras la aparición de la enfermedad, evoluciona durante 3-6 meses, quedando luego estabilizado. Tan solo el 4% de los casos de Vitiligo segmentario se expande con posterioridad a estos 3- 6 meses. Generalmente, en este tipo de Vitiligo, desaparecen todos los melanocitos de las zonas afectadas, incluso los existentes en las raíces del pelo, motivo por el pelo existente en la lesión también se despigmenta. El Vitiligo segmentario tiene un alto porcentaje de respuesta positiva a la técnica quirúrgica del microinjerto autólogo de melanocitos. Este método, desarrollado fundamentalmente por el Dr. Andreas Overbeck, cirujano alemán especialista en Vitiligo, combinado con estimulación con luz UVB logra repigmentaciones en un 95% de los afectados. Parece ser que en casos de Vitiligo segmentario, a día de hoy, es la técnica más eficaz.

  • DIAGNÓSTICO

El diagnóstico es clínico, a simple vista o mediante el examen bajo la luz de Wood.

  • TRATAMIENTO

Aunque actualmente no hay una cura definitiva para esta enfermedad, sí existen tratamientos con los que se puede alcanzar un alto porcentaje de éxito en la repigmentación de las zonas afectadas, fundamentalmente aquellos cuya base terapéutica es una metodología de uso de la luz ultravioleta UVB, específica para esta patología, en combinación con inmunosupresores. Asimismo, existen técnicas quirúrgicas que normalmente se limitan a determinados casos, como es el Vitiligo Segmentario: trasplante de melanocitos con el método Recell, microinjertos estimulados (véase Vitíligo Segmentario), y trasplantes de epidermis.

  • INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Entre varias líneas internacionales de investigación científica existentes en la actualidad, destaca por su importancia la desarrollada en la Universidad de Loyola, Chicago, por un grupo de investigadores dirigido por Caroline Le Poole . La importancia de esta investigación radica en que hasta la fecha, se ha conseguido por primera vez curar Vitiligo en ratones, consiguiendo efectos similares en muestras de tejido de piel humana. Además, la misma confirma el papel fundamental del estrés como factor desencadenante de Vitiligo. Esta investigación parte de la proteína HSP70i, que aparece como respuesta del sistema inmunológico ante un estrés extracelular. Se ha observado que una región de la HSP70i puede ser la responsable de la despigmentación de la piel. A partir de aquí, este grupo de investigadores ha realizado una modificación genética de uno de los aminoácidos de la HSP70i, consiguiendo una mutación de la misma. Esta proteína mutante sustituye a la HSP70i, logrando así revertir la respuesta autoinmune causante de la despigmentación del Vitiligo.

El fármaco, conocido como HSP70iQ435A, ha logrado revertir la despigmentación en el 73% de los ratones objeto del estudio, lo que constituye una gran oportunidad para obtener un potente tratamiento para la cura de esta enfermedad.

Los autores del estudio son:

Caroline Le Poole, Jeffrey A. Mosenson, Andrew Zloza, John D. Nieland, Elizabeth Garrett-Mayer, Jonathan M. Eby, Erica J. Huelsmann, Previn Kumar, Cecele Denman, Andrew T. Lacek, Federick J. Kohlhapp, Ahmad Alamiri, Tasha Hughes, Steven D. Bines, Howard L. Kaufman, Andreas Overbeck, Shikhar Mehrotra, Claudia Hernandez, Michael I. Nishimura y Jose A. Guevara-Patiño.

El trabajo en este estudio se realizó principalmente en los laboratorios de Guevara-Patiño y Le Poole en Loyola University Chicago Stritch School of Medicine. Otras instituciones que participan en el estudio son Rush University Medical Center, Universidad de Aarhus en Dinamarca, la Medical University of South Carolina, Illinois Math and Science Academy, Universidad de Chicago, Universidad de Illinois en Chicago y Lumiderm en Madrid, España.