POR $130 MIL PESOS SE PUEDE CONSEGUIR UNA LICENCIA DE CONDUCCIÓN FALSA EN BOGOTÁ

Bogotá D.C., Marzo 30 de 2017

En los últimos 4 años en Colombia, por conducir en estado de embriaguez a 54.244 infractores se les suspendió la licencia, y a 4.449 se les canceló. En Bogotá del año 2012 al 2016 se han suspendido por embriaguez, 36.204 licencias de conducción y por reincidir en otras infracciones de tránsito 3.471.

  • Con licencias fraudulentas, infractores no cumplen prohibiciones de dejar de conducir de 1 a 10 años por licencias suspendidas, o esperar 25 años en el caso de las canceladas.
  • Con licencias falsas, conductores con licencias suspendidas o canceladas por cualquier causal contenida en el Código Nacional de Tránsito,  evaden pagos entre 2 y 35 millones, aumentando la cartera de comparendos sin pagar, que en Colombia es del 98,74% ($884.012 millones) y en Bogotá es del 94,9%, ($94.235 millones), de los cuales 2.115 millones ya prescribieron.
  • Quienes acudan a la expedición de licencias falsas o las usen incurrirán en el delito de falsedad en documento público con penas entre 4 y 15 años de prisión, o por uso de documento falso que da de 8 a 12 años de cárcel.

 

La concejal del Partido MIRA, Gloria Stella Díaz, denunció que en los alrededores de las oficinas del SIM (Servicios Integrales para la Movilidad) en Bogotá, existen redes de tramitadores que falsifican licencias de conducción, incluso hasta para aquellos conductores a quienes se les ha suspendido y retenido su pase por alguna de las causales contenidas en el Código Nacional de Tránsito, como: conducir en estado de embriaguez o bajo el efecto de drogas alucinógenas, imposibilidad transitoria, física o mental para conducir, orden judicial, entre otras.

“Luego de una investigación realizada con mi equipo de trabajo sobre la manera como se está llevando a cabo el control de las personas a las que se les ha suspendido su licencia de conducción por alguna de las causales que estipula el Código Nacional de Tránsito, pudimos evidenciar la manera cómo tramitadores de tránsito ubicados a los alrededores de los SIM, ofrecen licencias falsas por tan solo $130.000 pesos, lo que permite a estos infractores continuar al frente de un volante, poniendo en riesgo la vida de las personas y atentando no solo contra la seguridad vial de la capital, sino de todas las regiones del país”, manifestó la Concejal.

“En un trámite sencillo, llevando tan solo la fotocopia de la cédula y una fotografía, los conductores con licencia suspendida pueden acceder a través de tramitadores a una copia falsa del pase que le ha sido retenido por la autoridad de tránsito. Lo más grave de esto, es que aquellos conductores irresponsables suspendidos por conducir borrachos, pueden de esta manera seguir conduciendo con licencias fraudulentas, pasándose por la faja lo estipulado en la Ley 1696 de 2013 de nuestra autoría, que prohíbe seguir conduciendo vehículos en periodos de 1 hasta 10 años para el caso de licencias suspendidas, o el de esperar 25 años para volver a conducir, en el caso de las licencias canceladas” aseguró la Concejala del MIRA.

“Estos infractores con las licencias falsas, además de seguir conduciendo sancionados, evaden los pagos contemplados en la ley que para conductores ebrios oscilan entre 2 y 35 millones y contribuyen a aumentar la cartera de comparendos sin pagar, que a nivel nacional[1] corresponde al 98,74% del valor total de comparendos impuestos, es decir $884.012 millones y en Bogotá[2]corresponde al 94,9%, es decir a $94.235 millones; de los cuales 2.115 millones ya no se pueden cobrar, por dejar prescribir la obligación” puntualizó la Concejal.

“También advertimos que quienes acudan a estos tramitadores y hagan uso de este tipo de licencias, pueden incurrir en el delito de falsedad en documento público agravado que da una pena entre 48 y 189 meses (4-15 años) y en el de uso de documento falso que contempla penas entre los 8 y 12 años de cárcel, además de una multa de 15 (SMDLV), esto es, $368.858, más la inmovilización del vehículo”, afirmó la Cabildante.

“Por lo anterior, hacemos un llamado tanto a la Administración Distrital como a las Autoridades de tránsito y de policía, para que tomen cartas en el asunto y hagan los operativos necesarios que desarticulen estas bandas de tramitadores, que con su conducta dolosa, facilitan que potenciales asesinos al volante repitan su actuar irresponsable, pasen por alto las normas, además de  poner en riesgo su vida y la de los que se movilizan por las vías”,  concluyó Gloria Stella Díaz.