ENREVISTA DOCTOR JAIRO CARDOZO

Doctor Jairo Cardozo Salazar Llegando a la recta final de este periodo como Honorable Concejal de Bogotá, nos gustaría recibir su opinión respecto a temas puntuales que acogen a Bogotá, así como un pequeño balance sobre su gestión en el cargo.

1. Doctor Cardozo: ¿Considera usted que las enfermedades huérfanas en Colombia Podrían conseguir más apoyo del gobierno y del sistema de salud?

JC: Sí deben conseguir más apoyo tanto del Gobierno Nacional como del Gobierno Distrital, para ser adecuadamente atendidas por el Sistema General de Seguridad Social en Salud. Con ese propósito, logramos sacar adelante el Acuerdo Nº 537 de 2013, que ordenó implementar una estrategia para promover la detección temprana, el seguimiento, rehabilitación, vigilancia y atención integral a las personas afectadas con enfermedades raras, huérfanas u olvidadas en el Distrito Capital. Adicionalmente, el Congreso de la República expidió la Ley 1751 de 2015, que elevó la salud a un derecho fundamental autónomo y consideró a las personas afectadas con enfermedades huérfanas, como sujetos de especial protección, de tal manera, nos parece que se avanzó en este tema. En adelante, será la voluntad política del Gobierno Nacional y Distrital, la que permita materializar los logros alcanzados con esta normatividad.

2. Doctor Cardozo: ¿Existe algún estudio que nos pueda decir el número de personas en Colombia que padecen enfermedades huérfanas?

JC: Infortunadamente no hay un registro.  Esto fue lo que nos llevó a nosotros a proponer y sacar adelante, el Acuerdo de ciudad, para que el Distrito tenga una base de datos de las personas que sufren este tipo de enfermedades. Es de anotar, que muchas de ellas, se quedan sin ser registradas en el Sistema de Salud, lo que conlleva a que no se les garantice una atención médica integral. El desconocimiento existente acerca de estas enfermedades, ha impedido que se realicen estudios epidemiológicos y se implementen políticas públicas en salud que respondan a las necesidades de este colectivo en estado de vulnerabilidad. Nosotros quedamos aterrados que en un periodo cercano a los 6 años (2006-2012), sólo se presentó en el Distrito un registro de 42 pacientes con enfermedades huérfanas, lo que permitió concluir en su momento, la inexistencia del número real de personas afectadas con este tipo de patología. Si bien es cierto, que la incidencia porcentual en la población de este tipo de enfermedades no es altamente significativa, porque cuenta con una prevalencia menor de 1 por cada 5000 personas, es evidente que cada caso, es toda una tragedia para quien sufre la enfermedad, como para su entorno familiar. Por eso es importante prestar especial atención, para que en adelante Bogotá pueda contar con un registro real y efectivo de los casos de enfermedades raras en el Distrito Capital.

3. Doctor Cardozo: ¿Considera usted que las personas con discapacidad en Bogotá cuentan con infraestructura y atención necesaria?

JC: ¡Creemos que no! ¡Creemos que falta mucho! Se ha avanzado indiscutiblemente, pero falta muchísimo. Según el censo elaborado por el DANE en el 2010, en Bogotá existen cerca de 476.000 personas con distintas discapacidades, este es un número significativo de la población y sin embargo, no hay la voluntad política suficiente para sacar adelante y poner en macha las acciones afirmativas. Por ejemplo, en el tema de la accesibilidad a los parques. Los parques inclusivos no existen en la ciudad de Bogotá, parques donde estas personas puedan acceder y disfrutar de los escenarios deportivos y recreativos, en ese sentido nosotros hemos venido proponiendo un Proyecto de Acuerdo, que infortunadamente no se ha podido sacar adelante, seguiremos insistiendo en él, porque consideramos que Bogotá requiere que sus parques sean inclusivos para la población con discapacidades. Ahora bien, en lo que respecta al Sistema de Transporte Público, es necesario avanzar también, en el tema de la accesibilidad, para que las personas con discapacidades puedan tener un eficiente transporte público en la ciudad de Bogotá.

4. Doctor Cardozo: ¿Cuál es la problemática ambiental más grave que tiene Bogotá?

JC: Hay un estudio reciente de la Universidad de la Salle que muestra una problemática gigantesca relacionada con la contaminación continua de las fuentes hídricas por efectos de vertimientos de líquidos tóxicos. Es algo verdaderamente aterrador, a lo que hay que prestarle muchísima atención.

En Bogotá, no solamente se vierten aguas residuales provenientes de las viviendas, también lo hacen instituciones como hospitales, clínicas veterinarias, lugares de comercio de productos veterinarios, mataderos, laboratorios de las universidades, laboratorios de tanatopraxia, fábricas de alimentos, curtiembres e industrias varias. Dichos vertimientos están siendo enviados a las redes de alcantarillado y a los ríos de la ciudad de manera indiscriminada. Las fuentes hídricas afectadas son: Río Tunjuelito, Río Fucha, Río Salitre, Río Arzobispo y el Río Bogotá.

En la actualidad la Secretaría de Ambiente no alcanza a verificar si la totalidad de emisores de vertimientos líquidos institucionales e industriales están cumpliendo o no con las normas que regulan la materia.

A su vez, existe otro problema, que puede tal vez, tener la misma incidencia negativa, y es el tema de la minería ilegal como fuente generadora de pasivos ambientales, los cuales no están cuantificados y no hay quién responda por ellos.

En estos dos temas, creemos que la ciudad debe trabajar arduamente, minimizar el tema de los vertimientos de aguas toxicas que contaminan las fuentes hídricas y la minería ilegal, cuantificando los pasivos ambientales y estableciendo unos mecanismos que permitan establecerlos.

5. Doctor Cardozo: ¿El transporte en Bogotá es incluyente con las personas en Condición de discapacidad?

JC: Desde el 2012, en reiteradas oportunidades y distintas instancias, denunciamos que Transmilenio no había dado cumplimiento a lo ordenado por el Consejo de Estado y la Corte Constitucional de garantizar la accesibilidad a la población con discapacidad en el SITP, razón por la cual, denuncié la necesidad de acelerar el proceso de incorporación de vehículos con la tipología de accesibilidad exigida por la normatividad vigente, sin encontrar eco en nuestro requerimiento.

Resulta preocupante que las instancias responsables del desarrollo de cometidos estatales tan sensibles como la garantía de los derechos de los más vulnerables, tengan que esperar a que se les conmine judicialmente, y bajo apremios, como los que se desprenden en caso de desacato de una orden de tutela, para que cumplan cabalmente las normas que juraron cumplir.

6. Doctor Cardozo: ¿Los empresarios Bogotanos deberían pagar más impuestos sobre su riqueza y no sobre la de sus empresas?

JC: Los tributos en Colombia son creados por la Ley, la cual establece los elementos constitutivos del impuesto.  Tratándose del impuesto a la riqueza, la Ley Nº 1739 de 2014 señaló los sujetos pasivos del mismo, dentro de los que se encuentran las personas naturales, las jurídicas, las sociedades de hecho, entre otras.

Lo anterior significa que por el principio de legalidad, en materia tributaria, y específicamente en lo relacionado con el impuesto a la riqueza, es el Congreso de la República, el que tiene la facultad de establecer el objeto y alcance del mismo. Esto evita los abusos impositivos de los gobernantes en contra de una población determinada, puesto que el acto jurídico que crea y define los elementos esenciales y constitutivos del impuesto, deben establecerse previamente, y con base en una discusión democrática, para ser válido.

7. Doctor Cardozo: ¿En su opinión el manejo que se dará a la ampliación de la PTAR Salitre es el adecuado?

JC: Consideramos que no es el adecuado, razón por la cual, hemos venido denunciando esta situación, porque si partimos del Informe Técnico de la Secretaría Distrital de Ambiente, encontramos que el área evacuada en la PTAR-Salitre alberga en su mayoría especies de aves asociadas a ecosistemas de humedal.

Adicionalmente, la proximidad de la PTAR con el humedal Juan Amarillo-Tibabuya y la disponibilidad de cuerpos de agua con sus respectivas características en la estructura de la vegetación, en términos ecológicos, cumple con las características típicas de un humedal.

Lo anterior, constituye una razón para explicar la responsabilidad en la conservación de este lugar y dar cumplimiento a la legislación distrital y nacional de humedales, respaldados por los convenios y las convenciones internacionales, como RAMSAR, ratificada en Colombia por la Ley 357 de 1997.

Finalmente, se observa que la construcción de la PTAR-Salitre como está planeada, resulta ser nociva no sólo para el ecosistema allí establecido sino para los habitantes de los predios inmediatamente aledaños del sector Cortijo y la ciudadela Colsubsidio, porque sus viviendas van a quedar a una distancia de 100 metros aproximadamente y expuestos a fuertes olores y vectores que van a desmejorar su calidad de vida.

8. Doctor Cardozo: ¿Los cementerios de Bogotá están cumpliendo con las normas de protección al medio ambiente y de la salud de los Bogotanos?

JC: No están cumpliendo con la normatividad que regula la protección del medio ambiente, entre ellas, las relacionadas con la salud ambiental.

Es de indicar, que los hornos crematorios obsoletos que funcionan en el cementerio del norte, están contaminando el ambiente, afectando la salud de aproximadamente 166.000 habitantes que residen en la UPZ de los Alcaceres. Adicional a ello, la cremación de cadáveres emite unos contaminantes como dioxinas, furanos y partículas de mercurio que son bio-acumulables en los tejidos blandos de los seres humanos y de los animales, que ocasiona afectaciones graves a la salud, como malformaciones, enfermedades respiratorias, entre otras.

Por su parte, el Decreto No. 948 de 1995, compilado por el Decreto 1076 de 2015, señala la prohibición al funcionamiento de establecimientos generadores de olores ofensivos en zonas residenciales y dispone que ningún municipio o distrito, dentro del perímetro urbano, podrá autorizar el establecimiento o instalación de una fuente fija de emisión de contaminantes al aire en zonas distintas de las habilitadas para usos industriales. En dicha norma, se otorgó un término de 10 años, para trasladar la instalación de fuentes fijas de emisión contaminantes a una zona industrial, tiempo que transcurrió, sin que la Administración Distrital, haya cumplido con dicho mandato.

No obstante lo anterior, hemos logrado que el Distrito mediante licitación adquiriera 5 hornos crematorios, de los cuales cuatro se instalarán en el cementerio del norte y uno en el cementerio de sur. Esto no es lo ideal, lo correcto es que se traslade la operación a un lugar despoblado en cumplimiento con la normatividad referida, pero reconocemos que es un avance, lograr el reemplazo de estos hornos obsoletos, por unos nuevos, con tecnología de punta, que van a minimizar el impacto causado en la calidad de vida y en la salud de los residentes del sector.

9. ¿En Colombia tenemos conciencia social con las personas con enfermedades huérfanas y en condición de discapacidad?

JC: Tratándose de poblaciones en situación de vulnerabilidad, es necesario que los diferentes actores     -públicos y privados-, trabajen de manera coordinada y articulada para generar una mayor conciencia social, que permita incluir dentro de la toma de decisiones acciones afirmativas en beneficio de las personas que padecen enfermedades huérfanas y que se encuentran en condición de discapacidad.

Adicionalmente, a nivel nacional y distrital existen normas que establecen acciones para la divulgación de las enfermedades huérfanas tendientes a crear sensibilidad y conciencia social.

Ante este panorama, es claro entonces, que en Colombia se necesita voluntad política para que las personas con enfermedades huérfanas y en condición de discapacidad puedan ser tratadas como sujetos de especial de protección, respetando los valores, principios y garantías que rigen al Estado Social de Derecho.

10. Doctor Cardozo: Cuando estamos terminando el período de su gestión como Concejal, ¿considera le faltó tiempo para llevar a cabo proyectos de ayuda al ciudadano?

JC: Claro que sí, nunca el tiempo será suficiente. Bogotá tiene muchas problemáticas que deben ser estudiadas, analizadas y debatidas en el Concejo de Bogotá. Normalmente las grandes urbes tienen inconvenientes, que amerita un trabajo continuo y permanente de sus representantes. El Movimiento Político MIRA considera que es importante perseverar en los diferentes temas propuestos en la Corporación, razón por la cual, es indispensable seguir liderando las diferentes iniciativas normativas que son necesarias para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y en especial de la población vulnerable, por ejemplo, la relacionada con mejorar el acceso a las personas con discapacidad al Sistema de Transporte Público, y al uso, goce y disfrute de los parques del Distrito de esta población. Otra de las iniciativas por la que hay que seguir trabajando, es por la creación en Bogotá de un Estatuto Tributario más equitativo y justo. Queremos que el impuesto predial no continué subiendo de la manera como lo ha venido haciendo, sino atado al alza del salario mínimo o al IPC, consultando la capacidad de pago de los ciudadanos, con la finalidad de restablecer la confianza ciudadana, y que el cobro de la contribución de valorización se realice con posterioridad a la construcción de las obras.

11. Doctor Cardozo: Puede realizarnos un resumen de su gestión como concejal de Bogotá.

JC: En materia de denuncia, logramos que en el contrato de la máquina tapa huecos -que ha sido tan polémico- no se le entregara al contratista, que era una empresa recién constituida y sin experiencia, un anticipo de 6 mil millones de pesos. Hoy los hechos nos dan la razón, esta empresa que en 6 meses debió ejecutar dicho contrato, necesitó dos años para cumplir con el 50 % de los casi 12 mil millones de pesos del valor total del contrato. ¿Qué tal si el Distrito le hubiese entregado 6 mil millones de pesos como anticipo? ¿En qué estaría la ciudad en este momento? ¿Cómo se recuperaría ese dinero? Allí está claro la poca capacidad técnica y operativa de una compañía que fue constituida de manera específica para hacerse a un contrato de 12 mil millones de pesos.

Nosotros no criticamos la tecnología porque ésta puede ser buena, lo que censuramos es la manera como se adjudicó el contrato de la máquina tapa huecos, obviando la licitación pública, para entregar a dedo, mediante un supuesto contrato de ciencia y tecnología, un contrato de obra pública que requería licitación, y por lo tanto, transparencia en su adjudicación.

Así mismo, hemos denunciado las siguientes problemáticas: la causada por los hornos crematorios del cementerio norte, los daños generados por la minería ilegal, los pasivos ambientales, la contaminación electromagnética producida por la instalación de aproximadamente 9.534 antenas, de las cuales el 86%  funcionan de manera ilegal, el déficit de bomberos en Bogotá, que solamente tiene un bombero por cada 15.000 habitantes, una estación por cada 476.000 habitantes y una máquina por cada 177.000 habitantes, lo que significa un rezago con relación a los estándares internacionales, razón por la cual, se hace necesario mejorar la calidad de vida de los bomberos, mediante la profesionalización de su actividad, la mejor distribución de los turnos de trabajo y la creación de una academia de formación.

Denunciamos también, la problemática que generaría el proyecto de renovación urbana del CAN, logrando la suspensión del mismo, el cual iba a desaparecer de un solo plumazo, 30 hectáreas del parque Simón Bolívar, que hacen parte de la estructura ecológica principal y predios de la Universidad Nacional que iban a hacer entregadas a privados para realizar un negocio inmobiliario. Ahora bien, con relación al trabajo normativo, se logró sacar adelante el Acuerdo 490 de 2012 que creó el sector de mujeres, en cabeza de la Secretaría Distrital de la Mujer, que ha sido el mayor logro del Movimiento Político MIRA en este periodo constitucional; el Acuerdo 512 de 2012  sobre higiene de manos, el Acuerdo 537 de 2013 sobre las enfermedades huérfanas, el Acuerdo 35 de 2013 que creó una Comisión Distrital de Ordenamiento Territorial para que Bogotá  no continúe creciendo de una manera desordenada.

Finalmente, logramos que en primer debate se aprobara el Proyecto de Acuerdo Nº 283 de 2015 para que las mujeres tengan una participación del 50% en los cargos del nivel decisorio en las entidades del Distrito, y se viene adelantando mesas de trabajo con la Administración Distrital para concertar el objeto y alcance del Proyecto de Acuerdo que busca convertir las zonas críticas de seguridad y convivencia en territorios seguros.