“ALTOS NIVELES DE CORRUPCIÓN EN COLOMBIA HACEN QUE EL PAÍS TENGA DESCONFIANZA EN EL SISTEMA TRIBUTARIO”: SENADOR ARAÚJO

Bogotá, 10 de diciembre del 2015.

Durante el debate del segundo informe de la Comisión de Expertos sobre la Reforma Tributaria, el Senador Fernando Nicolás Araújo, lamentó que la Comisión no asistiera al Congreso de la República para atender esta importante discusión, que puede afectar el bolsillo de todos los colombianos.

El legislador aseguró que analizando los primeros dos informes de la Comisión, se puede evidenciar que no buscan plantear una solución estructural a los problemas del sistema tributario de Colombia. “En términos generales lo que uno percibe es que la Comisión está dando un debate para tapar el hueco fiscal producto de la caída de los precios del petróleo y no una solución real”.

De igual forma, Araújo afirmó que el Gobierno de Santos en sólo cinco años ha realizado 4 reformas tributarias con una visión de recaudo, y el próximo año tendremos la quinta (5).

En consecuencia, el Senador en relación con esta quinta reforma, preguntó: ¿La Reforma Tributaria será para reparar a víctimas que Farc no quieren reparar?, o  ¿será para conseguir los recursos que el Gobierno dejó de recaudar por la caída de los precios del petróleo? Es decir, esta reforma tributaria no será para obtener mayor competitividad, inversión, empleo, equidad y crecimiento económico.

Según Fedesarrollo, la última Reforma Tributaria de 2014 hizo que en Colombia cayera la inversión en un 1.5% del PIB y el desempleo puede disminuir en 0,6 pp  (132.000 empleos) hacia el final del período (2024). Adicionalmente, para Araújo, con la tasa del impuesto a la Renta más alta de América Latina, se está incentivando la informalidad de los agentes económicos de Colombia.

El Congresista aseguró que el fortalecimiento administrativo de la DIAN planteado en el segundo informe de la Comisión de Expertos es necesario, pero la ineficiencia del gasto público y los altos niveles de corrupción hacen que el país tenga desconfianza en el sistema tributario.

“Si Colombia tuviera niveles de impuestos más bajos incentivaría la participación ciudadana en la tributación, sería el mejor antídoto contra la informalidad, el contrabando y la evasión, pero, si no se hace un estudio para bajar los impuestos, el país no será capaz de generar inversión y combatir estos flagelos”, concluyó.